Colección LGBT del Resource Center: Crímenes de odio

Hugh Callaway

Hughe Callaway y su pareja Thanh Nguyen fueron agredidos brutalmente mientras caminaban a casa por Reverchon Park, al salir de un club nocturno cercano, el 26 de octubre de 1991. Nguyen fue asesinado en el ataque. A pesar de que Callaway informó a la policía que los atacantes habían usado insultos antigay mientras los golpeaban y les disparaban, el detective de la policía de Dallas que investigaba el caso originalmente lo descartó y lo consideró como un asesinato/robo. Los sospechosos posteriormente admitieron que se habían dirigido a los hombres porque los hombres gays son “débiles”. El principal sospechoso del caso, Corey Burley, fue declarado culpable de asesinato punible con la pena máxima y condenado a cadena perpetua. Tiene la opción de solicitar la libertad condicional en 2026. Callaway vive actualmente en el este de Texas.

Callaway documentó en un diario el crimen, sus frustraciones con la policía y su vida después del crimen. Este diario junto con las cartas que escribió a sus atacantes en prisión son una parte importante de la colección del Resource Center.

A pesar de la legislación federal, como la Ley para la prevención de los delitos de odio Matthew Shepard/James Byrd de 2009, que incluye la orientación sexual y la identidad de género como clases protegidas, los crímenes de odio siguen siendo una fuente grande de preocupación para la comunidad LGBT. Según un informe de mayo de 2012 del Williams Institute de la UCLA, los hombres gays se enfrentan a mayores tasas de violencia física motivada por el odio que las lesbianas, los bisexuales u otros grupos protegidos por el gobierno federal, y los porcentajes de crímenes de odio son altos. Este hallazgo es particularmente preocupante, ya que las investigaciones anteriores han demostrado que los crímenes de odio motivados por la orientación sexual tienden a ser más violentos.

juez Jack Hampton

Los crímenes de odio y la discriminación que enfrentan las víctimas son un capítulo triste en la historia de la comunidad LGBT en Dallas.

En un caso de 1988 en Dallas, el juez Jack Hampton determinó que los autores de un crimen violento motivado por el odio debían recibir penas más leves por disparar y matar a dos hombres gays porque, “Pongo a las prostitutas y a los homosexuales más o menos al mismo nivel, y sería difícil condenar a alguien a cadena perpetua por matar a una prostituta”. Uno de los tiradores, Richard Lee Bednarski, fue condenado en noviembre de 1988 a solo 30 años de prisión; inicialmente, el gran jurado en este caso se negó a acusarlo de asesinato punible con la pena máxima. En una entrevista realizada un mes después para el Dallas Times Herald, Hampton dijo: “No me agradan mucho los maricas que recorren las calles. Tengo un hijo adolescente”.

Muchas personas en la comunidad estaban indignadas por su decisión, lo que dio lugar a una protesta unos días antes de la Navidad de 1988, frente a los tribunales del condado de Dallas. La Comisión Estatal de Conducta Judicial de Texas censuró a Hampton por sus comentarios a finales de 1989, pero no fue destituido de su cargo. Hampton ganó la reelección en 1990, pero fracasó en su candidatura para juez de la corte de apelaciones en 1992 y se retiró.

Bednarski fue puesto en libertad condicional en 2007 y debe presentarse ante un oficial de libertad condicional hasta 2018.

Additional Links

top